Blog posts by: Sergio Fong, Israel Soberanes, Nayeli Sánchez, Dany Hurpin

El poder del encuentro: tres reflexiones cartoneras

La Rueda Cartonera, Viento Cartonero, La Cartonera
28 November 2018
Abstract:

In this blog post, three Mexican cartoneras reflect on the symposium Cartoneras: Releituras latino-americanas, that brought them from Guadalajara and Cuernavaca to São Paulo, and into dialogue with cartonera actors from Brazil, Argentina, Paraguay, the US and the UK.

 

Read online
Go to Community and meet all the collaborators of the project or go to About the Project
back
by: Sergio Fong, Israel Soberanes, Nayeli Sánchez, Dany Hurpin

El poder del encuentro: tres reflexiones cartoneras

La Rueda Cartonera, Viento Cartonero, La Cartonera
28 November 2018

Uno de tantos ingredientes o mangueras de fabricar, producir, trabajar, crear, bordar, luchar, compartir, dar, entrelazar, ser, estar en la creación del mundo cartonero es el amor.

Lo xido de esto es vernos primero en tan colorido paisaje como un mosaico lleno de cartoneras en la expo de Casa Povo. En cada libro cartonero en cada portada un pedazo de cada uno de los muchos compas que participan en los talleres, como autores, diagramadores, pintores o colaborando de una o mil formas para que estos ejemplares de cartón tengan vida. Y luego hemos estado ahí, presentes en cuerpo y alma, compartiendo sonrisas mientras el amor ronda entre la banda cartonera, Fue un gusto de contento encontrarse y me reconocerse entre otros locos. Locotropos, digo yo, porque existen diversas retoricas, hermosas metáforas para re significar el cartón.

Aunque no deje de haber fronteras y el lenguaje articulado no sea el mismo, en el universo cartonero, los corazones se hablaron el mismo idioma en este encuentro realizado por Cartonera Publishing en la ciudad de San Paolo, Brasil, alias “Cracolandia”.

En este encuentro la transparencia de los cartoneros desde su estilo singular dio forma al rompecabezas, al abanico cartonero: un mosaico lleno de color donde todos somos los mismos pero con características distintas y esto deviene de la libertad de serlo.

Escuchar la experiencia personal y los porque cada quien tomo el cartón para elaborar su trinchera me regalo la reflexión sobre las publicaciones cartoneras. Aunque la estética sui genereis de cada editorial es admirable los libros cartoneros no son el fin único o último de quienes hacemos rodar la bola, sino el vehículo que transporta nuestras historias, nuestra lucha, nuestra conexión con el mundo cultural, social o político. Sacando cuentas: ¿cuánto habremos caminado, recorrido en el mundo de las publicaciones? ¿Cuántos Lazos, cuántos libros, cuántos autores, cuántos lectores? Es enorme el trabajo y el esfuerzo de todos los compañeros de mí hacia ellos mi admiración por darme más luz y energía para continuar con el quehacer cartonero. Fue un placer re conocernos a todos y a cada uno de los que estuvimos en el encuentro. Ese gusto de no sabernos solos y sabernos luchando, a veces a contracorriente, pero siempre entregados.

En mi caso personal me topé con Gaudencio o Fernando del Vento del Norte Cartonero que me invito, al igual que a todos, a participar en una exposición itinerante de cartoneras que anda rolando por España. Dejé con él algunos libros y deseo que esta exposición role por el mundo y se conozca el movimiento de los cartoneros por el globo terráqueo.

Al maestro Douglas Dieguez del portuñol salvaje debo decir nos trajimos algunos de sus libros editados en Vento del Norte Cartonero y Eloisa Cartonera con el fin de leerlo y ver la posibilidad de realizar una coedición con La Rueda y Viento Cartonero de (Ecatepec, Edo, de México). Estamos en eso.

Intercambie libros de mi autoría con Eloisa Cartonera para que me lean y ver la posibilidad de que publiquen algunos de mis libros, con Douglas Dieguez también. Espero cuaje y me hagan autor de Eloisa o Yiyi yambo.

El trabajo que presente con el título de Trazos de Resistencia tuvo mucha aceptación lo cual me lleno de orgullo y así se lo hice saber a los compas que me ayudarnon a armar el libro y a quienes fueron coeditores, las madres del Colectivo Huellas de la Memoria.

Regrese a Guanatos con muchos libros, todo un botín, de otras cartoneras como Catapoesía, Dulcinea, Vento Norte, La Cartonera (de Cuernavaca), Universo Cartonero, Mariposa Cartonera, Eloisa, La Regia (de Nuevo León) y un libro de Azougue editorial de Guillerme Zarvos con un título medio zafado 68 invertido que parece 89. Y desde luego varias versiones de la coedición con la Cartonera Publishing donde colaboramos Dulcinea, Catapoesía, La Cartonera y La Rueda, para nuestra colección en la Rueda Cartonera

Aprendimos otras técnicas de armado de libros que pondremos en práctica en los nuevos talleres (Isra ya inicio). Espero se concluyan las coediciones o re ediciones.

Fue un placer conocer a La Osa, a Fernando, a Sol Barreto, Cecilia Palmeiro, Maria Aparecida, Flavia, Xavier Barilaro, a Laura, a Pombo, Tabita, y reencontrarnos con todos: Danny, Nayeli,  Alex, Patrick, Paloma, Lucy, Marco, Marc.

Hasta pronto.

Sergio Fong, La Rueda Cartonera, Guanatos

 

Descubrir el viento que lleva poesía fue mi experiencia en el encuentro de editoriales Cartoneras en Brasil. GRACIAS a Cartonera Publishing por la invitación a compartir mi experiencia como editor de Viento Cartonero que desde hace 5 años se suman muchos sueños en literatura y alegría por medio de los diferentes materiales literarios publicados.

Fue de gran importancia descubrir los diferentes procesos culturales que giran en torno a cada una de las cartoneras presentes en el encuentro. El “quehacer” de las distintas cartoneras me permitió descubrir la variedad de autores y técnicas de encuadernación e intervención, (técnicas que ya implementé recientemente en una escuela primaria en la ciudad de Guadalajara). La participación de los compañeros en los temas de las mesas me es útil para realizar un diagnóstico del trabajo comunitario como proyectos de intervención sociocultural. Sabemos que al ser proyectos alternativos y que en su mayoría surgen de la resistencia no podemos dejar a un lado el activismo que como países nos une por el mundo. La preocupación de la situación política en Brasil y en general en América Latina es  ya una realidad que como red de comunicación se crea entre las editoriales independientes y cartoneras para fortalecer el pensamiento y la crítica en la población.

Un placer encontrarme con Gaudencio o Fernando del Vento del Norte Cartonero, que está realizando exposiciones de libros cartoneros en España, estamos en platica para una colaboración para publicar.  Douglas Dieguez del portuñol salvaje, que está interesado en publicar un libro de literatura infantil que publicamos como primer libro en Viento Cartonero. Escuchar el testimonio de los integrantes de la primera cartonera Eloisa, me llenó de alegría, que seguiremos trasmitiendo en los diferentes talleres y actividades. GRACIAS a todos los colabores de Casa Povo por su hospitalidad y esfuerzo para este hermoso evento.

Solo me resta terminar con un pensamiento de Francisco de Asís: “Empieza por hacer lo necesario, luego haz lo posible y de pronto estrás logrando lo imposible”. Nunca imaginé viajar muchos kilómetros, pero ahora recuerdo que el viento es la voluntad de la poesía.

Israel Soberanes Martínez, Guadalajara, Jalisco, México.

 

 

Los compañeros del colectivo de trabajo de La Cartonera estuvieron muy animados y orgullosos con la presencia en Brasil de nuestra editorial y con la exposición de los libros que ellos han ayudado a elaborar; que los libros se expongan fuera del país, de alguna manera potencia la labor de una editorial como la nuestra que se basa, principalmente, en el trabajo colectivo y comunitario. La editorial tiene experiencia en exposiciones tanto de los libros, como objeto, como del arte de las portadas y la colaboración con otros colectivos artísticos (Col-Art, Fundación Malcolm Lowry… ); como saben, el trabajo artístico para la elaboración de las portadas de los libros de La Cartonera, está muy consolidado y con una muy buena dinámica de trabajo colectivo y vamos a continuar haciéndolo. Pudimos observar que los compañeros cartoneros presentes en Sao Paulo, se sentían muy orgullosos de compartir un espacio de exposición con cartoneras de todo el continente, seguramente será un estímulo para replicar muestras similares y para animarse a exponer los libros en otros contextos, considerando que muchos de ellos no habían tenido oportunidad de hacerlo.

El que el público que asista a la muestra puede manipular los libros hace que estos se conviertan en un objeto tangible, incluso replicable.

El encuentro en Sao Paulo nos permitió fortalecer enlace con otros editores con quienes habíamos tenido oportunidad de convivir e, incluso, colaborar: Douglas Diegues (Yiyi Jambo), Fernando Gaudencio Gauderio Villarraga  (Vento Norte cartonero), Lúcia Rosa (Dulcineia catadora) y Sergio Fong (La Rueda cartonera). Con ellos se ha reiterado la posibilidad de hacer libros en coedición. Siempre es un aporte conocer cuáles son las prácticas de trabajo de otras cartoneras y el contexto en el cual se desarrollan. Particularmente conocer con mayor claridad como es el trabajo de Dulcineia catadora y haber podido conocer el espacio en el que realizan éste. Esperamos que el contacto personal con los otros editores, incluso los mexicanos, de pie para futuras colaboraciones.

Una idea para futuros encuentros podría ser el tener mesas de trabajo más pequeñas donde se discuta y se intercambien ideas sobre como se resuelven los problemas cotidianos de cada editorial (financiamiento, trabajo colectivo, selección de obras a publicar, difusión, etc.)

Desde el encuentro del 2009 en Wisconsin, estábamos conscientes de que formamos parte de la “gran familia” de las editoriales cartoneras y, nueve años después, este encuentro coadyuva a reforzar el sentimiento de pertenencia y motiva a seguir trabajando como lo hemos hecho hasta la fecha, compartiendo nuestra experiencia, difundiendo los conocimientos del quehacer de una editorial cartonera.

Nayeli Sánchez y Dany Hurpin, La Cartonera, Cuernavaca, Morelos

Back to main page